fbpx

Los mejores consejos para cuidar tu sofá de piel

Los mejores consejos para cuidar tu sofá de piel

¿Queréis conocer todo lo necesario para disfrutar de los mejores sofás de piel en vuestros domicilios? ¿Sabéis los cuidados que tienes que realizar si tienes un sofá de piel? ¿Te interesa saber cómo diferenciar un sofá de piel a uno de polipiel? Muchas cuestiones que os vamos a ir resolviendo en el artículo de hoy.

Los sofás de piel aportan a nuestros hogares un aspecto más moderno y actual. Visita nuestro catálogo de productos de DeSiesta para encontrar el mejor sofá de piel.

 

Antes de comprar un sofá de piel

Antes de plantearnos comprar un sofá tenemos que realizarnos unas cuestiones elementales. ¿De cuánto espacio disponemos? ¿Sí buscamos durabilidad o moda? ¿Sitio dónde colocaremos nuestro sofá? ¿Se va a usar por adultos o por niños? ¿Presupuesto con el que contamos? ¿Cuál es el uso principal de nuestro nuevo sofá?

Es muy importante que antes de ponernos a buscar un sofá es muy importante que estas cuestiones nos las contestemos sobre todo si a nuestro sofá le va a dar el sol durante gran parte del día es muy importante que apostemos por una tapicería que aguante bien la luz. Además, si los más pequeños van a ser los reyes de este nuevo mueble es importante que sea fácil de limpiar y resistente a la vida frenética de los peques de la casa.

Aunque ahora no te lo plantees es muy importante conocer la utilidad que le vas a dar a este sofá si va a ser simplemente para ver la tele, para realizar reuniones informales, para echar la siesta, para cenar y descansar después de un duro día de trabajo,… Además, también tenemos que tener en cuenta si nos interesa que se puedan modificar las posiciones para estar en ángulo de 90 grados o de 120 grados o con las piernas estiradas.

comprar sofa en zaragoza

Claves para saber si un sofá es de piel

Hace unos meses, en nuestro artículo de sofás de piel a muy buen precio, os destacábamos la importancia de no confundir los sofás de piel y polipiel.

Claves para que sepas con seguridad que estás frente a un sofá de piel:

  • La piel tiene un olor característico mientras que la piel sintética huele a plástico.
  • En la piel auténtica podemos descubrir poros y una pequeña textura. Al ser un material natural encontramos irregularidades y zonas de diferentes colores. Mientras que el polipiel es más homogéneo y se decolora con mucha facilidad.
  • La piel tiene un tacto muy suave, flexible y liso mientras que si no es polipiel es más rígido. Además si clavamos la uña en la piel dejaremos marca mientras que si es piel sintética no dejaremos nada de marca.
  • Por otro lado, es muy importante que vayamos a comprar un sofá a una tienda de confianza y nos dejemos asesorar por expertos en sofás.

Consejos para cuidar un sofá de piel

Después de conocer cómo diferenciar un sofá de piel a uno e polipiel vamos a daros algunos consejos para mantener como el primer día este tipo de sofás.

  • Un sofá de piel debe ser hidratado. Puedes utilizar un paño seco humedecido ligeramente con crema
  • Cuando nos caiga algo de comida o líquido lo primero que tenemos que tenemos que hacer es secarlo con papel absorbente. Después con un paño limpio y humedecido con jabón y agua limpiar la mancha de fuera hacia dentro
  • No uses productos químicos para tu sofá de piel apuesta siempre por un paño limpio humedecido en agua.
  • Si manchamos el sofá con tinta podemos hacer uso de un poco de vaselina sobre la mancha dejamos actuar un par de minutos y retiramos con un paño húmedo.

Componentes de un sofá

El asiento. Para que un sofá sea cómodo cuando tú estés sentado debes poder apoyar los pies en el suelo. Además, una vez que te hundes tienes que comprobar que no sea excesivo pues si la cadera queda más baja de las rodillas levantarse será complicado. Por este motivo aunque los sofás puedan tener rellenos más o menos duros tienen que ser duraderos y de buen material.

El respaldo. Nuestra espalda debe tener el apoyo suficiente para que nuestro tronco pueda descansar, relajarse y sobre todo no encorvarse. Además, el respaldo debe ser cómodo pues hay ocasiones en las que no estamos sentados sino que nos colocamos ligeramente tumbados para ver la tele o leer.

Reposabrazos. Son elementos muy importantes que nos ayudan a la hora de tenernos que levantar o sentarnos en el sofá. A la hora de destacar la medida exacta de los reposabrazos no deben ser ni muy altos ya que crearan tensión muscular, ni muy bajos ya que el apoyo será poco efectivo.

¡Esperamos que toda esta información os sea de gran utilidad!

Sobre todo si estáis buscando un sofá de piel de calidad y a buen precio no dudes en visitar nuestras instalaciones en Utebo, Zaragoza, donde os asesoraremos dándoos a conocer los mejores sofás de Zaragoza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Llamar
Email
Whatsapp